Barranquilleros ponen sus ojos en Miami

Miami

Fuente, ÁREA CARIBE

Los colombianos invierten más en esta zona de los Estados Unidos por los beneficios que otorga a la hora de adquirir vivienda.

Por tratarse de un centro empresarial global, que reúne industrias que van desde las finanzas, la medicina, el comercio exterior, el turismo, la tecnología o el arte, Miami Dade se ha consolidado como el sector de la Florida en donde más invierten los colombianos.

Una de las principales características de Miami Dade es su gran variedad de productos inmobiliarios. Desde rascacielos futuristas, torres de oficinas, hoteles y centros comerciales de lujo, hacen de esta zona el lugar ideal para llenar las exigencias de todo tipo de compradores. Evidencia de ello lo demuestra la cifra récord de más de 90.000 inmigrantes que recibió Miami-Dade durante el último año, según la Autoridad de Desarrollo del Downtown de Miami, lo cual tiene un impacto directo en la demanda de bienes raíces en la ciudad.

De acuerdo con el más reciente informe de la Miami Association of Realtors, de los colombianos que adquirieron inmuebles en el estado de la Florida, el 54% de los compradores se inclinaron por Miami Dade como su lugar de destino; el 5% de todos los compradores internacionales en la zona, con un precio promedio de compra de 237.000 dólares. Bogotá, Antioquia y la Región Caribe (Cartagena, Barranquilla y Santa Marta) son los principales lugares de procedencia de los compradores con el 38%, 28% y 25% de las adquisiciones, respectivamente.

Sobre la distribución en inversión por parte de compradores de América Latina en este sector de Miami, se proyecta el siguiente comportamiento para el 2018: Venezuela con 12%, Argentina, 9%; Brasil, 9%, Colombia (5%) y Ecuador (3%).

Entre la amplia oferta de bienes raíces que buscan los colombianos en Miami-Dade, se han empezado a consolidar como principal atractivo de inversión aquellos proyectos inmobiliarios que le permiten al comprador invertir tanto en el sector comercial como en el residencial, con el objetivo principal de obtener rentas en dólares.

Según, Fernando de Núñez y Lugones, vicepresidente ejecutivo de One Sotheby’s International Realty “los colombianos cada vez son cada vez más exigentes en sus búsquedas tanto en proyectos comerciales como residenciales. El respaldo financiero del desarrollar, el potencial del área, la calidad de los acabados, la distribución de los planos de arquitectura y las amenidades y servicios, forman parte del proceso de toma de decisiones”.